Su-sano arte de re-generarse

Estamos viviendo en una realidad que nos enferma; Una situación que nos paraliza y que nos vuelve dóciles y vulnerables.  Los medios son manipulados, constantemente se siembra miedo, las personas reclaman, el mundo está amargo. Más que en ninguna era nos encontramos encerrados en lo terrenal, lo frívolo y lo vano, hemos olvidado por completo de dónde venimos, nuestro ser espiritual y aún más relevante, hacía donde vamos; La preocupación y el estrés están a la orden del día y el miedo nos aleja del amor incondicional, de nuestro verdadero ser, del creer en nosotros y en la verdad.

Estos días no son más que un fuerte aprendizaje, un reto para ti mismo para que logres ser capaz de encontrarte, de amarte y respetarte. Medita en ti, en tu amor, en lo más puro de tu ser; También analiza tus miedos y desaciertos, enfréntalos y camina siempre adelante.

Ten la ser-tidumbre de que nadie te ha robado la vida, ni el mes de abril ni el de marzo o junio. La vida sigue, la vida es este andar, este recorrer espiritual, físico y mental.

Algún día tendrás que volver a salir a la calle por algo, a lo que sea y en ese entonces estarás expuesto a este y muchos otros virus y por esa misma razón debes mantener tus defensas altas al igual que tu vibración, tus pensamientos positivos de la misma forma que tus palabras. Esto, como cualquier reto en tu vida pasará cuando estés listo, cuando estés preparado para las grandes olas del cambio, la verdad profunda y la transformación.

El universo, Dios, y tu ser superior te están dando fuertes sacudidas, si estás dispuesto a enfrentar todas esas verdades de ti mismo, si estás abierto a entender tu realidad y la del mundo entero, podrás visualizar esos regalos mágicos y cuánticos que se te presentan constantemente.

Tienes que tener claro que no hay vuelta atrás, que es un nuevo comienzo para ti, para el mundo, para todos, y también una gran oportunidad de cambio, de poder seguir adelante, de poder ser mejores, chingones y más evolucionados.

Grandes aperturas se presentan de una forma física y mental, cierra tus ojos, respira fuerte y hondo, y envuélvete en ti, en tus silencios, tus pensamientos, tus mil formas y tu profunda luz.

Esto también pasará, respira, confía y ten fe en el maravilloso andar . -Diego

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: