El amor en tiempos de la “era de la información”

Dar consejos de amor es fácil y divertido, decirles a tus amigos que no se dejen manipular por su mujer o aconsejarles a tus amigas que dejen a ese patán que tanto las hace sufrir es sencillo; Sin embargo cuando nosotros estamos enamorados todo se complica; Si estamos viviendo una situación desagradable pensamos que algún día será diferente o en ciertos casos si estamos con una persona que nos ama nos aburrimos, ¿qué es lo que realmente estamos buscando?

Una de las materias más difíciles de la vida es el amor, encontrar a una persona con la que podamos congeniar, que la amemos sin condición y esa persona a nosotros. Creo firmemente que todo es un balance y como los momentos apasionados y felices son fascinantes, también debemos aceptar los enojos y disgustos; Pienso también que todo tiene su límite y cada pareja es diferente.

Creo con cada célula que cada pareja es libre de poner sus propias reglas en su relación; Por eso las llamamos parejas, porque son de dos, y esas dos personas deciden y hacen su vida como mejor quieran, nadie tiene derecho a decirles como deben o deberían hacer las cosas.

Si hablamos o pensamos en amor como tal, esta palabra nos lleva a sentir muchas cosas, le tenemos amor a la vida o a un familiar y lo más importante a nosotros mismos y de esto último para mí viene la clave sobre poder compartir tu vida con alguien; Como lo decía en el artículo pasado, no puedes amar a nadie si no te amas a ti, no puedes respetar a alguien si tu no te respetas, de aquí nace la cuestión de las cosas que permitimos de otras personas, ¿permitimos que la gente nos ame?, ¿permitimos que nuestra pareja nos consienta y nosotros nos permitimos consentirla a ella? o ¿qué permitimos? Esta pregunta se aplica en cosas buenas y malas y es de mucha ayuda preguntarnos de vez en cuando qué es lo que nosotros realmente estamos sintiendo, queriendo y atrayendo…

Me refiero a este artículo como “el amor en tiempos de la era de la información” ya que hoy en día los jóvenes se preocupan por la hora que se conectaron sus parejas en whatssap, cuánto se tardaron en contestarles o si leyeron sus mensajes y no les dieron respuesta alguna. También a las publicaciones en Facebook que les dieron me gusta, las ex parejas que empezaron a seguir y un sin fin de cuestiones que hablan muchas veces de nuestro poco criterio y carencia de sentido común. Estas cosas son las que creo yo nos han ido separando poco a poco de uno mismo y lejos de encontrar un verdadero amor. Este tipo de sentimientos que nos ha creado la era más rápida de la humanidad nos vuelve personas completamente frágiles e incoherentes; Frágiles en el sentido que cualquier comentario puede cortar nuestras alas e incoherentes ya que el amor no tiene nada que ver con  acciones frívolas.

Vivir en pareja suena complicado y más cuando ya estás acostumbrado a ser soltero, cada estado tiene sus ventajas, debemos disfrutar los momentos y fluir con calma a las sorpresas que estamos buscando, deseando con el corazón y que la vida ya nos tiene preparadas. Creo también que debemos preocuparnos menos y sentir más; Muchas veces por darle vueltas a tantas cosas nos saturamos de contenidos fáciles que volvemos complicados, cuando liberemos nuestra mente, nuestro ser de complejos, de pesares, que con el tiempo van sanando seremos personas mucho más asertivas. En ciertos aspectos debemos ser pacientes con nosotros mismos, compasivos y entender las causas, creer en casualidades y fluir más en la medida que vamos avanzando y se nos van presentando las cosas.

La ley de atracción es algo muy poderoso, si somos inconscientes del uso del poder del universo, si nuestros pensamientos logran dominarnos en vez de nosotros a ellos puede volverse extremadamente contraproducente; Si el universo conspira a nuestro favor es por la fuerza que le ponemos a nuestros deseos y sueños; Si estás cien por ciento seguro hacía dónde vas y todos los días piensas en ello, trabajas para que se cumpla, el universo junto contigo te ayudará a que todo salga exactamente como tu lo deseas. Pero, ¿qué tiene que ver esto con el amor? El amor está en nuestros días, es algo con lo que vamos creando y creciendo, todos los días luchamos con esta fuerza, en pareja, con nosotros mismos , en el trabajo… Lo que hacemos lo logramos con amor, cerrar tratos, comenzar una aventura. El amor es una de las fuerzas más poderosas.  

El amor es ser compasivo, comprender y escuchar a nuestros seres queridos, a nuestros hermanos. Perdonar a los que nos ofenden, perdonarnos a nosotros mismos, ser pacientes y tolerantes, ponernos en los zapatos de otros, voltear al cielo y pensar en lo afortunados que somos.

Pensemos en el ser y no en el hacer,  llenémonos de experiencias, de lecciones y aprendizajes. Luchemos por la justicia y vivamos intensamente. -Diego De la Torre 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s