Arte-sano, regenérate, sánate

“Estás roto, quebrado, hay días que te sientes en mil pedazos, sí, esos pedazos que ya ni sabes donde los dejaste, en qué lugar se pueden hallar; Te encuentras sin sentido y sin aliento alguno, sientes que la vida no da, que no eres, que no palpitas; Eso es tocar fondo. Y desde ese lugar, renaces, te reencuentras, creces, cambias, de las cenizas floreces y eres la mejor versión que jamás pensaste. Estás ahogado, no muerto, estás en el fondo, más no enterrado y las oportunidades que te sigue dando la vida son únicas y solo tuyas.”

¡Somos los maestros de nuestro propio destino! ¿Y quién te dijo que no podías? Existe una fuerza universal, poderosa que no la he inventado yo, es sencilla, ahí está y esa es la ley de atracción. Lo que pensamos, lo que decimos lo que nos repetimos a nosotros mismos lo convertimos en mantras poderosísimos que nos atrapan o nos liberan día a día; Ejemplo, todos conocemos a esa persona que se repite a sí misma que no tiene dinero y ¿qué creen? ¡Jamás lo tendrá! o a esa otra que siempre habla de amor, de abundancia y sí, efectivamente eso es por qué eso crea.

El camino al reencuentro, a ese íntimo espacio donde nos conocemos, donde nos podemos apapachar está a un solo paso… échate un clavado, uno profundo, pero adentro de ti, escúchate; Alimenta tus pasiones, perdona a los que te ofenden, lucha por tu ser, por ser.

Somos artesanos de nuestro propio destino y hay que comportarnos como tal, en el momento en el que sintamos que ya no podemos más es ahí, en ese instante dónde estamos a punto de tener una tremenda transformación, algo verdaderamente hermoso, que nos llena de paz, de un bienestar que hace mucho no sentíamos; Es un solo instante de ahogo para poder respirar nuevamente y seguir caminando. Querido hermano, ¡ningún sentimiento es malo! Déjalo salir, déjalo fluir, no te permitas que los comentarios de ajenos te roben el sueño, recuerda que tu eres más que eso. Predica con amor, y logra sembrar siempre semillas positivas, recuerda que tu vida es un contraste y no son malos tus gustos, tu trabajo o tus pasiones. La vida que estás caminando es única, perfecta y solo tú tienes el poder de hacerla y de reinventarla como mejor te apetezca.

Nuestros maestros nos dejaron una tarea importantísima, nos enseñaron el poder que tenemos de regenerarnos no solamente en cuerpo sino que también en alma; Recuerda que cualquier dolor físico que puedas acarrear avisa un fuerte problema emocional, algo que tenemos que soltar y pienso que la vida misma nos enseña a eso; En algún momento la tierra se va a regenerar y al igual que nosotros se sacudirá. Piensa en todos esos elementos de la naturaleza que nos dan grandes lecciones, el fluir, el renacer, el cambiar…..

Cuando hablo del poder de sanarnos me refiero a encontrar esas grandes actividades que nos apasionan, que nos hacen artistas. Convertirnos en artesanos no suena fácil sin embargo, ¡esas son nuestras raíces! ¡eso vibra en ti y en mi! Somos seres teniendo experiencias terrenales; Logra pisar fuerte, firme, logra que tu andar se escuche poderoso, haz ruido imponente y no de una carreta vacía, que sea un sonido vibrante, grandioso, suculento. Que valga la pena tu paso por aquí, que valga tu aprendizaje, tu enseñanza. Espera y da mucho de ti.

Mi querido arte-sano hoy te abrazo. –Diego De la Torre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s